martes, 25 de diciembre de 2012

Ahora hasta los maniquíes te espían


Hay cámaras por todas partes. Debido a su ubicuidad es raro en estos días escuchar una queja acerca de las cámaras en lugares públicos como tiendas, a menos que estén escondidos en un probador o el baño. Pero la semana pasada, en gran parte de los medios de comunicación hubo un escándalo por las cámaras en los negocios.

¿Por qué?

Debido a que fueron colocados en el interior de maniquíes.

En el período previo a la temporada de compras navideñas, BusinessWeek informó que los "maniquíes biónicos están espiando a los compradores para impulsar las ventas de lujo" en cinco compañías anónimas. 

Los maniquíes Almax tienen cámaras integradas en sus ojos que utilizan software de IBM Cognos para registrar el número de compradores, cuánto tiempo demoró, su edad, género y raza.

No se roban ninguna imagen de los clientes - por ahora -, sólo los datos agregados sobre quién ha estado considerando gastar dinero en la ropa.

Pero conociendo un poco a la gente de marketing y la gran ola de la tecnología de grandes datos y analíticas es muy posible que no se detengan allí.

"Para darle oídos a EyeSee, Almax está probando una tecnología que reconoce las palabras que permiten a los minoristas espiar lo que los consumidores dicen sobre el traje del maniquí", informa BusinessWeek. 

Así que ya estas enterado, la próxima vez que visites un negocio y veas un maniquí, pregunta si son de la empresa Almax antes que estén registrando tus datos sin que lo sepas.